viernes, 16 de octubre de 2015

Vencer el cáncer y amamantar con un solo pecho.

Durante el embarazo en los controles me detectaron una pelotitas en el pecho y siguieron haciendo estudios hasta llegar al resultado de cáncer de mama.
 Como el tumor crecía rápido decidieron operarme y esto era una mastectomia total ya que no había otra opción. Todo  fue muy rápido y si bien como toda operación conlleva riesgos sólo que en mi caso mi beba corría peligro. Lo que los médicos en ese momento me decían era que debía pensar en mi salud ya que yo tenía dos hijos más aparte del que venía en camino. Fue una dura decisión que tuvimos que afrontar con mi pareja ya que esperábamos que todo salga bien pero al mismo tiempo sabíamos el riesgo que corría nuestra beba.

Una vez operada gracias a Dios y al apoyo de mi familia amigos y a los médicos pude seguir adelante con mi embarazo. Que llegó a término. Durante este periodo tuve chequeos continuos y apoyo médico constante.

Ya cuando nació mi gordita que por cierto fue por cesárea ya que debido a la operación de la mama no podía hacer fuerza. Tuve complicaciones y si bien mi beba nació bien la que estaba mal era yo así que recién me la dejaron ver al segundo día de nacida. Nunca estuve de acuerdo con eso pero bueno desde mi cama no podía hacer otra cosa.
Los doctores al principio me insistían que era conveniente no darle el pecho a la bebé porque no creían que podría producir suficiente. Insistieron tanto!! hasta me regalaban la leche maternizada.

Pero gracias a Dios encontré una pediatra que en su juventud paso la misma enfermedad que yo y me ánimo a amamantar a demanda a mi beba. Pero como ella estaba acostumbrada a la mamadera me costo muchísimo q ella pudiese succionar bien de mi pecho pero con mucha paciencia y empeño y apoyo de mi pareja y muchas noches y días sin descansar lo logramos y a pesar de mis tratamientos y medicamentos también.

Por último lo que yo les diría a las mamas que pasan por alguna enfermedad y quieren amantar es decirle que es lo mejor q se puede hacer por nuestros hijos. Que nuestro cuerpo es sabio y produce el alimento para nuestros bebes. No les voy a negar que es difícil y cansado pero con esfuerzo y sobretodo apoyo de la familia se puede.
A Matías el varón lo amante hasta los 8 meses porque era joven y pensaba que tenía poca leche y estaba muy desinformada sobre la lactancia exclusiva. Con Mia la segunda de dos años amante 1 año y medio ya que por mi enfermedad no pude continuar ahora a veces toma porque ve a la beba tomar así que se turnan.
Estoy orgullosa porque los tres están muy sanos y también practicamos colecho con las más pequeña y a veces los finde mi hijo mayor también se suma a la cama familiar
A pesar de mis miedos pude amamantarla con el un único pecho que me quedó. Me costo un poco que ella dependa sólo de su chichi pero lo logre y en los controles con su pediatra ya recibí una felicitación ya q mi pequeña esta creciendo súper bien y su peso es ideal para su edad. Las palabras de la pediatra me llenaron el alma y me dieron cierta satisfacción y orgullo porque a pesar de todas las dificultades y sobretodo de esta enfermedad aún puedo amantar a mi beba. Así que sólo animar a las mamas que si yo pude amantar todas pueden y se siente orgullo y felicidad. Besos y gracias por todos sus consejos que siempre me ayudan.


Tengo 32 años y los niños de las fotos son mis hijos.
Daniela Toconas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario